La verdad del recuerdo

01/30/2018

Dice Valle Inclán en La lámpara maravillosa que “nada es como es, sino como se recuerda.” Los recuerdos son una verdad portátil y cambiante. Allá donde estemos estarán ellos, vivos siempre. Porque, como escribió Novalis, “todo recuerdo es presente”. Alle Erinnerung ist Gegenwart.

 

Y como todo ente vivo, el recuerdo evoluciona y muere. La verdad real fue como fue, y es estática, y así seguirá siendo, testimoniada en documentos fehacientes que quizá lleguen a encontrar algún día los historiadores.

Pero luego está la otra verdad, la de los recuerdos, que es cambiante en la memoria de quien los guarda, y que con el paso de los años y de las décadas se desdibuja y desaparece.

 

¿Cuál es la verdad más verdadera? ¿Cuál es la realidad más real?

 

Valle Inclán lo tenía claro: “La verdad esencial no es la baja verdad que descubren los ojos”.

 

Este, el del libro, es mi Tánger. Sería inútil que me trataran de convencer de que en algo no fue así. Siempre prevalecerá la verdad del recuerdo, una verdad frágil pero firme, indeleble pero mortal.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Archivo
Entradas recientes

10/15/2019

6/6/2019

4/21/2019

Please reload

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • LinkedIn Clean Grey

© Antonio Pau                                                                        

 

antonio-pau@hotmail.com