Pensar

11/29/2017

La conciencia refleja nos convierte en seres dialógicos. Cuando pensamos, salen simultáneamente al escenario -al escenario de la mente- dos personajes cuyos textos se van haciendo al tiempo, trenzándose entre sí. Uno de los personajes es el razonador, que va declamando linealmente su texto, y el otro es el δαίμων, que corrige, reprocha, avisa, retiene, desanima y juzga, sobre todo juzga.

 

Pensar es poner en escena un combate interior. El drama es a veces cruento: el razonador mata en cada representación al δαίμων (entonces sobrevive el vanidoso feliz) o el δαίμων mata al razonador (entonces sobrevive el atormentado y castigado por sí mismo, el heautontimorúmeno). Pero otras veces no hay sangre, aunque no por ello deja de haber drama: pensador y δαίμων dialogan en mayor o menor armonía.

 

En esa puesta en escena hay también un apuntador, que desde su concha modifica a veces el combate. Sin el apuntador, ni razonador ni δαίμων podrían nunca alterar su texto, y ambos papeles serían monótonamente planos y constantes. Ese apuntador es el destino, que con sus reveses, y en ocasiones con sus favores, hace que las personas cambien (aunque nunca mucho).

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Archivo
Entradas recientes

10/15/2019

6/6/2019

4/21/2019

Please reload

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • LinkedIn Clean Grey

© Antonio Pau                                                                        

 

antonio-pau@hotmail.com