Solipsismo

10/23/2017

Pintar incluye tres elementos: pintor, pintar y modelo. Sujeto, verbo y predicado. Escribir sólo dos: escritor y teclear. Sujeto y verbo. Por eso decía Barthes que escribir es un verbo intransitivo.

 

La imagen del escritor frente al teclado –antes el de la máquina de escribir, ahora el del ordenador– es de absoluto solipsismo: sólo existe el yo, el yo de cada escritor. Es un hombre que está forzando los límites en que su propia vida está encerrada inexorablemente, dice Stefan Zweig.

 

El proceso de la creación literaria es invisible. Puede uno asomarse al caballete en que un pintor está plasmando un paisaje, pero asomarse a la pantalla del ordenador no tiene sentido, porque el espectador no sabe lo que el escritor pretende escribir, y en algunos momentos ni éste lo sabe. Se puede comparar el lienzo con el paisaje, pero la pantalla no tiene término de comparación.

 

Quizá por eso la imagen del escritor que está escribiendo tiene algo fascinante. Es la representación de un enigma. El espectador es ajeno a la escena. Quizá se le ocurren preguntas. Pero sabe que no tienen respuesta.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Archivo
Entradas recientes

10/15/2019

6/6/2019

4/21/2019

Please reload

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • LinkedIn Clean Grey

© Antonio Pau                                                                        

 

antonio-pau@hotmail.com