El gancho del trapero

El precedente de los blogs está en los muchos periódicos del siglo XIX que tenían un solo redactor, o varios que eran en realidad uno solo que escribía con distintos seudónimos. Pero el capricho de editarse un periódico propio resultaba caro, y una infinidad de ellos no pasó de los tres o cuatro números. En muchos casos ni siquiera del primero. En la década que va de 1860 a 1870 –por elegir un periodo cualquiera del siglo– salieron en Madrid nada menos que 893 periódicos. Es evidente que la mayoría de ellos respondían a la ilusión de un individuo solitario por encontrar amigos (quizá solitarios también) con los que compartir su vida.

Una de las cosas más extraordinarias de esos periódicos fugaces eran los títulos: Crónica de ambos mundos, Cajón de sastre o montón de muchas cosas, El hablador juicioso y crítico imparcial, Páginas de un demente, El Pregonero, El Conciliador, Don Trifón o el cantor de las verdades, El duende del Manzanares, El gancho del trapero, El Vigía, El Vaticinador, El Centinela, El avisador de España, Azucarillos y merengues, El amigo de todos, El monaguillo de Las Salesas, El bufón de la Corte…

No creo que a estos blogeros del siglo XIX les parezca mal que alguien tome en préstamo una de sus cabeceras para ponerla al frente de un blog del siglo XXI. Entre Crónica de ambos mundos, Azucarillos y merengues y El gancho del trapero, no sabe uno por cuál optar y acaba decidiéndose por el último. El trapero va hurgando con el gancho entre las cosas que encuentra, pincha la que tiene valor y la echa al cesto que lleva a la espalda. Entre tanto trapo sucio, entre tanta vanidad y simpleza, siempre hay algo que lanza un pequeño brillo verdadero, y a veces hasta grande…

 

3/3/2020

En el mes de abril se va a publicar Gatuperios en la colección la + pequeña de la editorial La Huerta Grande. 

En esas páginas se evocan los gatos que anduvieron por las casas sucesivas del autor o, lo que es lo mismo, el autor evoca su vida al hilo de los gatos que la han ido jalonando. En todo caso se trata de un compendio de autobiografía y de gatología.

..."Juan Ramón Jiménez protestaba del sentido despectivo que daba un diccionario a la palabra asnografía. Pero ¿y gatuperio y perrería? Porque gatuperio lo considera el diccionario sinónimo de embrollo y enjuague, y perrería una acción mala que se hace contra alguien. Sin embargo, cuando se trata de un niño o de un chico –seres que no son más inocentes que un gato o un perro–, el diccionario es benévolo. Niñería: acción de niños o propias de ellos, especialmente por diversión o juego. Chiquillada: acción ingenua o falta de reflexión o sensatez. Señores académicos, añadan al menos una acepción nueva a gatuperio y perrería: acciones ing...

1/24/2020

El 23 de enero se ha inaugurado en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando la exposición Universo Alcorlo. Dibujos. Pinturas. Grabados. Libros de artista, que se mantendrá abierta hasta el 8 de marzo. A petición del pintor, A.P. ha escrito estos párrafos para el catálogo:

       Dijo Paul Valéry que las tres grandes creaciones del espíritu humano son el dibujo, la poesía y las matemáticas. Y de las tres, podría añadirse, la máxima creación es el dibujo.

       Porque la poesía se sirve de las palabras cotidianas, las que todos usamos en las variadas situaciones de la vida, y las matemáticas proceden de las cuentas, más o menos elementales, que tenemos que hacer día a día para sobrevivir.

       Por eso lo verdaderamente creador, lo que surge de verdad de la nada –que eso, en definitiva, es crear–, es el dibujo. No hay espectáculo más asombroso que ver cómo uno de esos pocos seres milagrosamente dotados para hacerlo van trazando sobre una superficie b...

11/19/2019

       El Adviento es la metáfora terrena de la esperanza. Estamos aquí esperando, en noviembre, un acontecimiento que sabemos que llegará en diciembre: la Navidad. Llegará, llegará sin duda, cada día podemos contar los que faltan para esa fecha. Tienen en el norte de Europa -y hace unos años llegaron a aquí, aunque no se han generalizado- unos calendarios navideños en los que los niños abren cada día una ventanita, hasta llegar al día 25. En cada ventanita hay una golosina.

       Con la esperanza pasa algo parecido. Vamos viviendo la vida, abriendo día tras día una ventanita, que no siempre encierra una golosina -porque a veces el caramelo es amargo-. Tenemos en el horizonte nuestro 25 de diciembre, que para cada cual caerá en una fecha distinta, que desconocemos. Y la esperanza hace que confiemos en que nuestra vida se parezca a su metáfora, y tenga al final el mismo encuentro, nuestra Navidad particular.

10/15/2019

Que una artista haya nacido ayer mismo, en 2010, y ya lo sea, es un milagro. Que Alba Lorenzo pinte así es un milagro. Le acaban de dar unos de los Premios BMV. Ya no hay milagros como el de resucitar a los muertos, pero hay otros más sutiles. Son como las migas de pan que Hänsel fue echando para encontrar el camino de regreso cuando se adentró en el bosque con su hermana Gretel. Hay una mano invisible que echa unas migas de pan sobre algunas cabezas, y esas migas marcan un camino que conduce al misterio, un misterio que quizá haya que escribir con mayúscula.

10/8/2019

       Ha vuelto a publicarse el último relato que escribió Joseph Roth, poco antes de morir  a los cuarenta y cuatro años: La leyenda del santo bebedor. Es un relato extraordinariamente delicado. Al vagabundo Andreas Kartak lo trata Roth con inmensa compasión, cosa nada sorprendente, porque ese personaje es el propio autor. Roth llamó a la La leyenda mi testamento. Roth, judío perseguido por los nazis y huido a París, se convirtió al catolicismo, pero lo hizo secretamente, como tantos judíos que no quisieron manifestar públicamente el abandono del judaísmo en una época en que estaban perseguidos o eran asesinados. Podría haberse entendido como una traición a sus hermanos.

       El argumento de La leyenda es muy sencillo, entre otras cosas porque el relato tiene sólo noventa páginas. Al vagabundo Andreas Kartak le entrega un señor desconocido un billete de 200 francos que el vagabundo se empeña en devolverle más adelante. El desconocido le dice que, s...

8/12/2019

       Es posible que el año que viene se apropien de Concepción Arenal tanto la derecha como la izquierda. Y harán bien. A ella le habría gustado. En vida la lincharon una y otra, porque era una mujer conciliadora, que veía lo bueno que había en todas partes. Pero este no es un país en que se aprecie lo bueno de los demás, ni se tolera que se aprecie. (Aunque de nobis ipsis silemus: yo nunca he estado en un partido de fútbol, pero iré de buena gana cuando los de un equipo aplaudan sinceramente -no con mala intención, para humillar a los propios, porque eso sí se hace- las buenas jugadas del equipo contrario). Por ejemplo: Concepción Arenal fue una entusiasta de la Cruz Roja, lo que le criticaron (los de derechas) porque la CR hacía beneficencia y no caridad cristiana. Concepción Arenal fue también una entusiasta de las Conferencias de San Vicente de Paúl, lo que le criticaron (los de izquierdas), porque las CSVP hacían una caridad de beatas. Y Arenal se pregun...

Please reload

Entradas recientes

3/3/2020

10/15/2019

6/6/2019

Please reload

Archivo
Please reload

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • LinkedIn Clean Grey

© Antonio Pau                                                                        

 

antonio-pau@hotmail.com